Escritura PÚBLICA • Nº 87 - page 12

12
Escritura
PÚBLICA
E N E L E S C A P A R A T E
MAYO / JUNIO 2014
A
ctuar localmente, pensar globalmente.” Esta era la fórmula
que Patrick Geddes, el autor de
Ciudades en Evolución
, nos
proponía hace 100 años para abordar el desarrollo futuro de
las ciudades: una combinación de soluciones a las necesidades ha-
bitacionales más inmediatas, junto a la aplicación de la inteligencia
al análisis de todos y cada uno de los factores que podían determi-
nar lo que hoy llamaríamos “sostenibilidad” de las ciudades. En el
análisis pluridisciplinar que proponía Geddes, las ciudades se veían
como algo más que un nicho de negocio empresarial, concibiéndo-
se, sobre todo, como una respuesta a las distintas necesidades que
determinan la calidad de vida de los ciudadanos. Se abría así el ca-
mino a unas nuevas concepciones, más humanistas, del urbanismo
y de la ordenación del territorio.
Siguiendo esa línea, el Gobierno ha tenido que actuar en mate-
ria de vivienda en un doble sentido: haciendo frente a una grave y
urgente situación heredada, en la que la burbuja inmobiliaria ha si-
do uno de los elemen-
tos centrales de la cri-
sis económica; y, por
otra parte, diseñando
un nuevo modelo de
futuro para el sector.
En este rediseño he-
mos tenido en cuenta
que sobre la vivienda
convergen políticas de
distinta naturaleza: po-
líticas sociales, dirigidas a garantizar el derecho a una vivienda dig-
na, especialmente para los colectivos con menores recursos; políti-
cas económicas, relacionadas con la importancia del sector de la
construcción dentro de la actividad económica en su conjunto, y
que se orientan, actualmente, hacia la necesidad de recuperar un
sector de la construcción eficiente, que pueda actuar como motor
de la recuperación económica; y, por último, políticas urbanísticas,
enfocadas hacia la cohesión territorial, la promoción de la calidad
de vida y la preservación ambiental.
Para ello, hemos trabajado con un método participativo, consul-
tando a los agentes y profesionales relacionados con el sector, así
como a otras Administraciones con competencias en la materia.
Sus aportaciones han sido esenciales en la definición de las modi-
ficaciones legales que hemos impulsado, en el diseño del nuevo
Plan Estatal de Vivienda y en la configuración de una estrategia de
futuro. Me referiré brevemente a cada una de ellas.
Modificaciones legales
Así, por lo que se refiere a las modificaciones legales, he de empe-
zar por referirme a la Ley 4/2013, de Flexibilización y Fomento del
Mercado del Alquiler de Viviendas; ley que, pese a no llegar al año
de vigencia, ya está siendo un factor esencial en la dinamización
que estamos viendo en este mercado. Ha de recordarse que la re-
gulación jurídica del régimen de los arrendamientos urbanos ha si-
do uno de los elementos determinantes en la evolución y configu-
ración del sector de la vivienda. Así, a pesar de que España contaba
en los años sesenta con casi un 40 por ciento de viviendas en régi-
men de alquiler, se ha pasado a una situación como la actual, en la
que apenas representa un 17 por ciento del total, uno de los por-
centajes más bajos de los países desarrollados (un 38 por ciento de
media en los países de la UE). A este predominio absoluto del régi-
men de propiedad contribuyó una legislación muy restrictiva para
los alquileres, que, entre otras limitaciones, imponía un fuerte con-
trol de precios, situación que se mantuvo hasta, prácticamente, la
Ley de Arrendamientos Urbanos de 1994.
Frente a esta situación, la nueva Ley 4/2013, ha venido a flexibi-
lizar el mercado del alquiler, eliminando rigideces en las relaciones
entre el arrendador y el arrendatario, primando la libertad de pac-
tos entre las partes sobre aspectos que, razonablemente, no debe-
rían formar parte del régimen impuesto por ley. Igualmente, la ley
ha introducido una mayor agilidad en la resolución de los contratos,
abriendo opciones beneficiosas para las dos partes. Procesalmen-
te, profundiza en una rápida respuesta ante las situaciones de mo-
rosidad, protegiendo al propietario frente al impago de rentas. Fi-
nalmente, la Ley mejora la seguridad jurídica, al regular lo relativo a
la inscripción potestativa en el registro de la propiedad del contrato
de arrendamiento, así como mediante la creación de un registro de
sentencias firmes de impagos de rentas de alquiler, lo que aportará
mayor información y garantías.
Además, respecto al apoyo al mercado del alquiler, también
quiero citar las medidas introducidas en la Ley de Presupuestos de
2013 para favorecer la implantación y desarrollo de las Sociedades
Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario, las Socimis, un
instrumento que se había creado en el año 2009, a semejanza de
los REIT (
Real Estate Investment Trusts
) de otros países, pero que
hasta ahora no se había desarrollado, por una regulación insufi-
ciente de su régimen fiscal y de las exigencias de cotización en los
mercados de valores. Mediante estas sociedades, de las que ya te-
nemos a tres cotizando en mercados organizados y varias en pro-
ceso para ello, se consigue atraer inversiones, incluso de pequeños
inversores, al mercado inmobiliario, especialmente de capital inter-
nacional. Las socimis invierten en inmuebles, que destinan funda-
mentalmente al alquiler.
Con la progresiva dinamización del mercado del alquiler y la
atracción de inversores al mismo, se irá reequilibrando la propor-
ción de las distintas formas de tenencia de vivienda, contribuyendo
de forma decisiva a la salida al mercado de una buena parte del
Hemos buscado definir
un escenario en el que
pueda desarrollarse un
sector de la construcción
y un régimen de tenencia
de vivienda más equilibrado
RAFAEL CATALÁ,
SECRETARIO DE ESTADO DE INFRAESTRUCTURAS,
TRANSPORTE Y VIVIENDA
Actuar localmente, pensar
globalmente
1...,2,3,4,5,6,7,8,9,10,11 13,14,15,16,17,18,19,20,21,22,...108
Powered by FlippingBook