Contact your notary

¿Se puede constituir una sociedad (S.L.) mediante aportación de Dominios de Internet registrados?

Como ya hemos indicado en esta Web, nos parece posible su aportación en la constitución de una compañía mercantil (en este caso, una sociedad limitada), sin perjuicio de que la última palabra será del Notario autorizante de la escritura y Registro Mercantil, donde se inscribirá. Ya sabe que en la constitución de una S.L. pueden aportarse cualesquiera bienes o derechos que sean susceptibles de valoración económica. Esta primera aportación constituye también el capital inicial de la sociedad, el cual, entre otras funciones, cumple la de operar como cifra de garantía frente a los acreedores sociales, de forma que éstos siempre podrán contar teóricamente con un patrimonio mínimo donde cobrar sus créditos contra la sociedad. En la realidad económica de la Red, el problema estriba en que los caracteres asociados a la dirección electrónica se conceden por la entidad correspondiente sin más control ni limitaciones que el principio ``first come, first served” (algo así como ``el primero elige”), y se eligen libremente por el usuario, que ha optado masivamente por conferirle un valor identificador, bien de la persona, de la empresa, del producto, de la actividad, etc...
En conclusión, entendemos que a pesar de las lagunas legales existentes en esta materia, hay base para defender lo siguiente: 1º) Obtengan nombres de dominio relacionados con los signos distintivos de su empresa, o con la actividad a desarrollar en la Red. 2º) Regístrenlos en las oficinas correspondientes como marca, nombre comercial, etc..., si no lo han hecho todavía. 3º) Tanto el nombre de dominio como el signo distintivo correspondiente pueden ser objeto de cesión o transmisión a una sociedad ya existente. 4º) Los signos distintivos también podrían integrar la aportación inicial en la constitución de una sociedad, al menos cuando acreditan o se les presume un valor comercial por estar en uso. Los correlativos nombres de dominio podrían cederse con carácter simultáneo o posterior, pero posiblemente sin un valor intrínseco por constituir meras prolongaciones de los signos distintivos. 5º) Es más dudoso si se trata de signos distintivos nuevos, que no se corresponden con una actividad empresarial preexistente. 6º) Los nombres de dominio para poder constituir por sí solos la aportación inicial a una sociedad, hay que acreditar que constituyen por sí mismos un signo distintivo, pero en este caso, deberían registrarse primero como tales signos distintivos. 7º) En una S.L., los socios fundadores y los socios titulares de las participaciones sociales correspondientes, responderán solidariamente frente a la sociedad y a los acreedores sociales, con todos sus bienes presentes y futuros, de la realidad de las aportaciones y del valor que se les haya atribuido en la escritura.
Confiamos en haberle sido de utilidad. Gracias por su consulta.

Share this page:
  • Share in Google
  • Share in Digg
  • Share in Facebook
  • Share in Technorati
  • Share in Twitter
  • Share in LinkedIn
Subscribe to our RSS canals