Acude a tu notario

Respuestas del notario

Agradezco de antemano su servicio, excelente para cualquier ciudadano. Nos disponemos a comprar una vivienda de segunda mano en cuya hoja registral aparece una nota marginal que hace referencia a un proceso de ejecución de hipoteca contra los propietarios anteriores a los actuales vendedores, datada en 1984. Hemos pedido a los vendedores que eliminen esa nota marginal del registro. Puesto que el expediente es muy antiguo y la entidad que promovió esa ejecución, Caja Madrid, parece que va a tardar tiempo en hacer el trámite, nos propone el vendedor que la entidad que nos presta el dinero para la compra le retenga una cantidad relativamente alta (acepta hasta 6.000 euros) habida cuenta que la deuda que generó la ejecución fue de 552 euros sobre una hipoteca de 1969, y que le sea devuelta cuando se finalicen los trámites. Sabemos que es una práctica común en los levantamientos de hipoteca, pero: ¿corremos algún riesgo aceptando (nos parece que su avenimiento a que se le retenga una cantidad puede implicar la existencia real de una deuda)? Este tipo de anotaciones ¿implican necesariamente que el procedimiento sigue abierto? ¿Caduca este tipo de procedimiento? ¿Es normal que el procedimiento, y por tanto la deuda, siguieran vivos 16 años después?

Atendiendo al tiempo transcurrido, lo normal es que no haya ningún problema salvo el derivado de los gastos de la cancelación. No obstante, si en el registro existe una nota marginal relativa a una ejecución de hipoteca, eso quiere decir que también estará inscrita la hipoteca a la que se refiere dicha nota. Para su tranquilidad, pueden exigir de los vendedores que la entidad acreedora les entregue una certificación donde haga constar que el préstamo hipotecario en cuestión está totalmente pagado y solo pendiente de su cancelación registral, así como un presupuesto de los gastos de cancelación de la hipoteca y de la nota marginal. Partiendo de esa información básica, ya podrán plantearse otorgar la escritura de compraventa reteniendo una parte del precio (p.ej.: el presupuesto que les den, más un porcentaje de seguridad en torno al 20%-50% del mismo) hasta que finalicen los trámites de cancelación, reflejándolo así en la propia escritura.

Comparte esta página:
  • Compartir en Google
  • Compartir en Digg
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Technorati
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en LinkedIn
Suscríbete a nuestros canales RSS
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer sus servicios al usuario. Al continuar utilizando este servicio, el usuario acepta el uso de nuestras cookies. Aceptar | Ampliar esta información