El Notariado informa

Volver

Los notarios ofrecen al Ministro de Justicia su colaboración

El Notariado, representado por Manuel López Pardiñas y Joan Carles Ollé, presidente y vicepresidente, respectivamente, del Consejo General del Notariado, y por el decano del Colegio Notarial de Madrid, Ignacio Solís, ha ofrecido al nuevo Ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, su colaboración en todo lo que pudiera necesitar.

El presidente del Consejo General del Notariado, Manuel López Pardiñas, estrecha la mano al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón en presencia del vicepresidente del Consejo General del Notariado, Joan Carles Ollé ( a la izquierda) y del decano del Colegio Notarial de Madrid, Ignacio Solís (a la derecha) Pie de foto: de izquierda a derecha: El presidente del Consejo General del Notariado, Manuel López Pardiñas, estrecha la mano al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón en presencia del vicepresidente del Consejo General del Notariado, Joan Carles Ollé ( a la izquierda) y del decano del Colegio Notarial de Madrid, Ignacio Solís (a la derecha)
  • Este colectivo está integrado por más de 3.000 notarios que se reparten por todo el territorio nacional.

Los responsables del Notariado, tras felicitar al Ministro por su reciente nombramiento y en línea con lo que el titular de Justicia ha propuesto en varias comparecencias, le han informado de la disposición de los notarios para asumir nuevas funciones en materia de jurisdicción voluntaria, arbitraje y mediación, tanto para prevenir futuros conflictos que pudieran derivar en la vía judicial, como para contribuir, en la medida de lo posible, a descongestionar los tribunales.

También le han reiterado la importancia de que se reconozco por Ley el control de legalidad que ejercen los notarios, cuestión que puso en tela de juicio el Tribunal Supremo en una sentencia de 2008, al anular varios preceptos de la reforma del Reglamento Notarial aprobada en 2007.

Por último le han informado de la difícil situación que atraviesan las notarías española, gravemente dañadas por la crisis económica, lo que afecta a los 3.000 notarios españoles y a los más de 16.000 empleados que trabajan en ellas. Los ingresos de las notarías han descendido desde enero de 2007 en más de un 70 por cierto, por lo que, si no se adoptan medidas, podría ponerse en peligro la viabilidad del sistema notarial, que se financia íntegramente con los aranceles notariales que pagan los usuarios del mismo, sin cargo alguno para los presupuestos del Estado.  

Voces relacionadas

Comparte esta página:
  • Compartir en Google
  • Compartir en Digg
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Technorati
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en LinkedIn
Suscríbete a nuestros canales RSS