El Notariado informa

Volver

Seminario del Consejo General del Notariado en los Cursos de Verano de Miraflores

La Unión Europea impulsa la uniformidad de los documentos notariales y su libre circulación

Ana Fernández Tresguerres, notaria adscrita a la Dirección General de los Registros y del Notariado (DGRN), registradora en excedencia y delegada del Ejecutivo español en la negociación del reglamento comunitario, ha señalado la importancia de la aprobación el pasado 4 de julio, por la Comisión Europea y la Eurocámara, del reglamento que regulará las sucesiones transfronterizas. Su trascendencia reside-explica- en la uniformidad que requiere sobre el documento notarial, lo que supone un claro reconocimiento de este instrumento y del negocio que estipula; además, permite su ejecución y su aceptación por los distintos Estados miembros.

De izquierda a derecha, Iván Heredia, profesor de Derecho Internacional Privado de la UAM y codirector del seminario; Irene Blázquez, vicedecana de la Facultad de Derecho de la UAM y Palmira Delgado, delegada del Área Internacional del Notariado y codirectora del seminario. De izquierda a derecha, Iván Heredia, profesor de Derecho Internacional Privado de la UAM y codirector del seminario; Irene Blázquez, vicedecana de la Facultad de Derecho de la UAM y Palmira Delgado, delegada del Área Internacional del Notariado y codirectora del seminario.
  • El reglamentario, aprobado el pasado 4 de julio por la Comisión y el Parlamento europeos, crea el certificado sucesorio europeo que se espera sea de utilidad en las sucesiones transfronterizas, aclara la notario Ana Fernández Tresguerres
  • Palmira Delgado, delegada del Área Internacional del Notariado, destacó que la seguridad jurídica preventiva que ejercen los notarios resulta "transcendental" para evitar la conflictividad en todos los ámbitos de unificación legislativa en el ámbito comunitario

 

Pero, sobre todo, “la gran novedad” –señala- es la creación y puesta en marcha del certificado sucesorio europeo “por parte de las autoridades que determine cada Estado miembro” y la pretensión de que, en el futuro, tal y como deja constancia el texto reglamentario, adquiera forma electrónica homogénea para impulsar su libre circulación por el mercado interior comunitario. Entre sus finalidades, Tresguerres citó la concreción de quién es el heredero; qué parte de la herencia se transmite, o quién obtiene el poder de la herencia, sin necesidad de recabar elementos adicionales para que ese documento sea aceptado o ejecutado; la validez de su inscripción en el registro de la propiedad, o la legitimación que otorga al adquirente sobre los aspectos negociales de la operación.

Este reglamento tiene por delante aún 36 meses antes de su entrada en vigor, con nueve meses previos como límite para que los distintos socios comunitarios planteen comunicaciones sobre el mismo.

Estas declaraciones las realizó en el seminario organizado por el Consejo General del Notariado en el marco de los Cursos de Verano de Miraflores de la Sierra, dependientes de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), sobre Seguridad jurídica preventiva y Derecho de la Unión Europea: últimos avances, que centró su jornada inaugural en el análisis de las sucesiones internacionales y el Derecho de Familia.

La seguridad jurídica preventiva en la UE

Palmira Delgado, delegada del Área Internacional del Notariado, afirmó durante la inauguración del seminario que la seguridad jurídica preventiva que ejercen los notarios resulta “transcendental” para evitar la conflictividad en todos los ámbitos de unificación legislativa en el ámbito comunitario. Pero, en especial, en la esfera del Derecho Civil. “El asesoramiento al ciudadano y el control de los negocios jurídicos que realiza el notario en el momento de la formalización” de una escritura pública redunda en el “éxito del proyecto económico” que las partes tratan de alcanzar. Sin estos controles de legalidad, “pese a su difícil cuantificación económica”, los retos de armonización jurídica actuales y futuros en Europa serían más complejos de alcanzar.

Delgado, codirectora, junto a Iván Heredia, profesor de Derecho Internacional Privado del curso, recordó que el acervo comunitario “ha venido para quedarse”, como lo demuestra el hecho de que “la mayor parte de las novedades legislativas en España y el resto de los socios de la Unión surgen del desarrollo y aplicación de las normas que emergen del ámbito de la UE”. En las que, de manera constante, suele surgir siempre una lucha soterrada entre el sistema common law propio de los países anglosajones, y el civil law continental por evitar que el necesario proceso armonizador de los cuerpos legislativos en Europa “no desemboque en una colonización jurídica”, precisó. Y, en este sentido, señaló que “la conveniente valoración de las consecuencias de un negocio durante el procedimiento de control de legalidad notarial” sigue siendo una “garantía máxima que elude conflictos posteriores” en el orden judicial.

Derecho de Familia

Palmira Delgado moderó la segunda de las mesas redondas, dedicada al Derecho de Familia en la UE. En su intervención, resaltó la importancia de los cambios acaecidos en los dos últimos siglos en el ámbito familiar, que ha llevado a la desaparición del principio de jerarquía y su sustitución por el de igualdad de los cónyuges y de los hijos con independencia de su filiación. También ha dejado de ser, el matrimonio, “el centro de la unidad familiar”, al dotarse de legalidad a las parejas del mismo sexo o las familias recompuestas, “con hijos procedentes de uniones precedentes”. A lo que hay que unir la transcendencia de la elevada movilidad de ciudadanos en Europa. No en vano, en España el 16% de los divorcios lo son de personas con distinta nacionalidad y existen más de 5,5 millones de inmuebles propiedad de ciudadanos de diferentes países, dijo. Todo ello, “hacía imperiosa la renovación, desde Europa, de esta disciplina del Derecho.

Pedro Carrión, notario, también considera prioritario los avances en esta dirección ante la “multiplicidad de disposiciones que se solapan, de textos de referencia y la coexistencia de pluralidades legislativas” en Europa en una materia que “no ha logrado su aproximación precisamente con el paso de los años dentro del espacio de Libertad, Seguridad y Justicia. En este sentido, Carrión criticó las utópicas propuestas de ciertos ámbitos doctrinales de elaborar un Código de Derecho Material.

En la inauguración del curso también intervino Iván Heredia, quien incidió en los créditos que otorga a los alumnos de Derecho de la Autónoma que se hayan matriculado en el mismo, así como la vicedecana de esta facultad madrileña, Irene Blázquez, quien hizo hincapié en la conveniencia de que la seguridad jurídica preventiva se impregne en todas las normas europeas que están sometidas a revisión.  

Ver nota de prensa

Ver galería de fotos 

Voces relacionadas

Comparte esta página:
  • Compartir en Google
  • Compartir en Digg
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Technorati
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en LinkedIn
Suscríbete a nuestros canales RSS