El notario

Lucha contra el fraude fiscal

Desde 2006 los notarios están obligados por Ley a conocer los medios de pago empleados y las cantidades, incluirlos en las escrituras e incorporarlos al Índice Único Informatizado Notarial.


En 2007 entró en funcionamiento el Órgano de Colaboración Tributaria (OCT), creado por el Consejo General del Notariado, cuyos responsables analizan el contenido de dicho Índice Único, integrado por información procedente de las escrituras públicas autorizadas por los notarios españoles. 

Mediante este órgano el colectivo notarial estrechó su colaboración con Hacienda en la lucha contra el fraude fiscal, facilitando información sobre todas las operaciones con trascendencia tributaria e, incluso, cruzando datos para detectar posibles operaciones sospechosas.

Posteriormente, el Consejo General del Notariado y la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) suscribieron un convenio de colaboración para incrementar la lucha contra estos delitos económicos. En virtud del mismo el OCT comunica a la AEAT aquellas operaciones en las que se aprecie riesgo de fraude o posible incumplimiento del sistema tributario estatal o aduanero; así como las operaciones de importe superior a 200.000 euros que considera que pueden tener trascendencia tributaria, al existir un riesgo de delito fiscal. 

El OCT traslada mensualmente a la Agencia Tributaria información completa sobre las operaciones en las que alguno de los otorgantes no haya comunicado al notario el Número de Identificación Fiscal, o se hubiera negado a identificar o a aportar información sobre los medios de pago empleados. El Notariado también atiende los requerimientos de información de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE).
Comparte esta página:
  • Compartir en Google
  • Compartir en Digg
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Technorati
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en LinkedIn
Suscríbete a nuestros canales RSS