Centro de Información Estadística del Notariado

Índice Único Informatizado

¿Cómo obtenemos los datos?

Desde que el Notariado emprendiera la carrera de modernización tecnológica de todo el colectivo, se ha conseguido consolidar un modelo de gestión informatizada cuyas particularidades hoy día merecen la atención e interés de otros colectivos institucionales del ámbito jurídico, tanto a nivel nacional como internacional.

Las bases de este modelo son las que hoy nos posibilitan ofrecer una información de valor harto relevante para cualquiera que esté interesado en conocer la situación real en la que se hallan algunos de los sectores que más están influyendo en la situación económica que está atravesando el país,  como el sector inmobiliario, el hipotecario o el societario, sin menoscabo del valor de la información que deriva de otros actos notariales que igualmente tienen afectación en el progreso de nuestra sociedad, como los actos sucesorios o las emancipaciones.

Por ello, para mayor comprensión del ciudadano, a continuación explicamos brevemente los puntos clave de este modelo jurídico-tecnológico desarrollado por el colectivo notarial y del que sin duda alguna se beneficia el conjunto de la sociedad.

1. El notario, fuente de información objetiva de la realidad jurídica y económica
La práctica profesional del notario tiene la cualidad de obtener una información directa y fiel de aquello que acontece en el seno de la sociedad en relación a aspectos de orden jurídico y económico capitales, gracias a constituir un instrumento mediador indispensable entre la ciudadanía y las Administraciones Públicas y privadas. De ahí que su actividad constituya una fuente de información sumamente precisa e independiente, difícil de obtener por medio de otras prácticas profesionales y administrativas.

2. La escritura pública, una estructura de datos parametrizada
Pero para que la actividad del notario pueda reportar una información válida y medible, los datos recogidos en la escritura pública deben ser parametrizados de modo que puedan ser procesados por nuestros sistemas informáticos. De esta manera, de cada acto notarial celebrado es posible extraer los datos maestros de sujetos y objetos que son motivo de una inscripción en el registro, o de los cuales derive algún derecho del ciudadano reconocido legalmente, sin que ello suponga perjuicio alguno de su privacidad.

3. Participación de todas las notarías de España, sin exclusión de ningún tipo
Si a este hecho sumamos que el colectivo notarial ha implantado en todo el país una red exclusiva que mantiene permanentemente conectadas a todas las notarías del país (independientemente de su dimensión y localización geográfica), los Colegios Notariales y el Consejo General del Notariado, así como los organismos públicos y privados colaboradores, resulta manifiesta su capacidad de proporcionar una información completa e inmediata imposible de obtener por otros medios.

4. El Índice Único Informatizado, una BDD de excepcional valor
De este modo, recopilando el conjunto de actos celebrados en todas las notarías españolas en una BDD única, el Consejo General del Notariado obtiene el denominado Índice Único Informatizado. Este índice es una herramienta fundamental para la prevención del blanqueo de capitales y del fraude fiscal al suministrar información relativa a la formación de empresas en nuestro país.
De esos datos, y tras un proceso de desagregación y anonimización de los mismos, se obtienen los datos estadísticos que permiten obtener de primera mano indicadores de capital importancia relativos a la riqueza del país.
Por último, debido a que la información aquí publicada es de acceso público, al ser datos estadísticos, se ha evitado ofrecer datos que, por su baja volumetría, permitan establecer relaciones de carácter particular.

5. Seguridad y confidencialidad plenas para todos los actos notariales
El registro de los datos en el Índice Único Informatizado se realiza siguiendo un estricto protocolo diseñado para garantizar el correcto cumplimiento de la función notarial. Por ejemplo, para la transmisión de estos datos es imprescindible la presencia del notario en la notaría y su firma electrónica (FEREN), así como la utilización de componentes tecnológicos especialmente diseñados para este cometido, e implantados en cada despacho notarial, como el uso de aplicaciones integradas y servidores seguros.
Además, como se ha apuntado anteriormente, el envío de los mismos por medios telemáticos a las diferentes instancias corporativas y a los organismos colaboradores, se realiza mediante la Red Privada Notarial (RENO), una red dedicada y de uso exclusivo del colectivo notarial a la que no puede acceder ningún usuario que provenga de una red pública como Internet.
Por último, el Consejo General del Notariado hace hincapié en que que los datos de carácter confidencial registrados en los actos notariales se mantienen bajo su custodia y salvaguarda en el Centro de Proceso de Datos de los Servicios Centrales de Ancert, un complejo dispositivo dotado de fuertes medidas de seguridad, en cumplimiento con lo dispuesto en la  LOPD, y en virtud al fin último de su función pública, la protección del derecho privado de las personas.

Share this page:
  • Share in Google
  • Share in Digg
  • Share in Facebook
  • Share in Technorati
  • Share in Twitter
  • Share in LinkedIn
Subscribe to our RSS canals