Contact your notary

Desearía saber qué ventajas presenta el depósito notarial o escrow de un programa de ordenador frente a la mera inscripción del mismo en el Registro de la Propiedad Intelectual.

En primer lugar, debemos aclarar que el escrow podemos definirlo como un pacto entre la empresa que desarrolla un programa de ordenador y el cliente, que el primero depositará el código fuente de dicho programa ante un Notario, en previsión de una serie de sucesos.  El depósito notarial, cuya aceptación es voluntaria para el notario, permite acreditar que una persona, en una determinada fecha tenía a su disposición y, en su caso, declaró ser autor de un programa de ordenador. Si con posterioridad alguien pretendiera inscribir como novedoso un programa idéntico, podría demandarle en juicio y acreditar que el programa inscrito no es novedoso. Para ello tendría un plazo de cinco años desde la inscripción.

Si el programa se inscribe en el Registro de la Propiedad intelectual nadie más podría inscribir un programa idéntico. Y de inscribirse un programa idéntico podría exigir judicialmente la cancelación de esa inscripción.  Como señala el abogado especialista en Tecnologías de la Información y la Comunicación, Javier Prenafeta Rodríguez, en su artículo “Sobre el Contrato de Escrow: Naturaleza jurídica y algunos problemas”; publicado en www.noticiasjuridicas.com, el motivo que aconseja el escrow se debe a los problemas que pueden derivarse, cuando una empresa adquiere una licencia de uso de software, por la desaparición de la empresa desarrolladora de dicho programa. En esos casos, la empresa licenciataria habrá adquirido el uso de un software que no podrá modificar ni actualizar porque no se le entrega el código fuente, sino lo que se conoce como código objeto, por lo que quedará, con el tiempo, obsoleto o bien no podrá ajustarse a aplicaciones nuevas. 

Ha de tener presente que en el depósito notarial tienen que constar los supuestos que dan lugar a la restitución de lo depositado, que suele ser el concurso de acreedores, quiebra y disolución del programador, así como los casos de incumplimiento de la obligación de mantenimiento del software, o por la falta de interoperabilidad de éste con otros programas, recuerda dicho autor.

Share this page:
  • Share in Google
  • Share in Digg
  • Share in Facebook
  • Share in Technorati
  • Share in Twitter
  • Share in LinkedIn
Subscribe to our RSS canals