Acude a tu notario

Respuestas del notario

Mi mujer y yo aunque residimos en Madrid mantenemos la foralidad del País Vasco. En algunas escrituras figura el régimen matrimonial como" Bienes Gananciales" y en otras como " Comunidad Foral de bienes". Mi pregunta es: ¿Qué diferencias hay entre un régimen y otro? Muchas Gracias

Estimado Luis: En nuestro país se da la curiosa circunstancia de que nos encontramos con la más amplia pluralidad de regímenes matrimoniales que quepa imaginar. En primer lugar, porque se puede pactar el régimen que se desee y dentro de cada régimen establecer en capitulaciones matrimoniales otorgadas en escritura pública, los pactos que libremente se deseen, siempre que no sean contrarios a los valores constitucionales. Y en segundo lugar, porque el régimen legal supletorio (es decir, el que rige a falta de pacto) es absolutamente diferente e incluso totalmente contradictorio en unas "regiones civiles" y otras. En efecto, en España nos encontramos con lo siguiente:- En Cataluña, Baleares y desde abril de 2008 Valencia, el régimen legal es el de separación absoluta de bienes.- En ciertas localidades de Extremadura (y quizás en Ceuta, aunque es discutido), rige el Fuero del Baylío, que es una comunidad universal de bienes, es decir, todos los bienes adquiridos por los cónyuges, antes o después de casarse y con independencia del título por el que hayan sido adquiridos, adquieren carácter ganancial o común. Es un sistema, por tanto, de comunidad universal, completamente opuesto al de separación absoluta de bienes. También hay un régimen de comunidad universal, llamado de comunicación foral, en el ámbito territorial de vigencia del Fuero de Vizcaya, que es el Infanzonado o Tierra Llana de Vizcaya, que comprende todo el Territorio Histórico con la excepción de Bilbao y las 12 villas aforadas; más la tierra del Fuero de Ayala en Álava.- Por último, en el resto de España, rige un régimen de comunidad que se aplica sólo a los bienes adquiridos durante el matrimonio en determinadas condiciones, del cual es paradigmático el régimen de gananciales del Código Civil, por el que sólo se hacen comunes los bienes adquiridos a título oneroso por cualquiera de los cónyuges durante el matrimonio. En Navarra, el régimen es muy similar y se llama "régimen de conquistas". En Aragón, la comunidad se extiende además a todos los bienes muebles, con independencia del momento de su adquisición (salvo los de importancia económica que se equiparan a los inmuebles o "sitios").Las repercusiones jurídicas de estar sujetos a uno u otro régimen son muy importantes, en especial en lo relativo a la legitimación para disponer de los bienes. En los regímenes de separación de bienes, es el cónyuge adquirente el que tiene la plena capacidad de disposición de los bienes, con algunas limitaciones en lo relativo a la vivienda conyugal. En los regímenes de comunidad españoles, son ambos cónyuges los que deben prestar su consentimiento de forma obligatoria para disponer de los bienes comunes. Y dentro de cada régimen matrimonial de comunidad hay algunas especialidades respecto de ciertos bienes o ciertas instituciones que modalizan su disposición. Por ejemplo, en Aragón, para disponer de bienes privativos de un cónyuge, es necesario el consentimiento del otro para que renuncie al derecho expectante de viudedad. Si no se hiciera así, de sobrevivir el no titular tendría derecho al usufructo frente a quien en ese momento resultara ser el propietario del bien. Por otra parte, los bienes sujetos a comunicación foral de bienes pueden estar afectados al derecho de retracto troncal o saca foral, en el caso de tratarse de caseríos o bienes afectos a explotaciones agrícolas. Por si todo esto no fuera suficientemente complicado, no existe ningún procedimiento para acreditar a priori cuál es el régimen económico matrimonial supletorio, por lo que se presume en principio, que es el que los cónyuges casados manifiestan en la escritura. Si existe algún error o declaración falsa en perjuicio de algún cónyuge que haya accedido al Registro de la Propiedad, cabe que el otro, acompañando la certificación del matrimonio y, en su caso, la escritura de capitulaciones matrimoniales, obtenga la rectificación del dato erróneo que figure en la inscripción, ya que el Registro no puede dar fe de lo que el Notario no pudo acreditar auténticamente en la escritura. En definitiva y centrándonos en su pregunta concreta, pueden ustedes solicitar ante cualquier Notario la rectificación del régimen matrimonial erróneamente consignado en una escritura y presentar ésta al Registro para que se rectifique el dato erróneo. Muchas gracias por su consulta.

Comparte esta página:
  • Compartir en Google
  • Compartir en Digg
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Technorati
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en LinkedIn
Suscríbete a nuestros canales RSS
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer sus servicios al usuario. Al continuar utilizando este servicio, el usuario acepta el uso de nuestras cookies. Aceptar | Ampliar esta información