Contact your notary

Mi cuñada dejó como herederos universales de todos sus bienes a cinco personas, sus tres hermanos, una amiga y su marido. Asimismo legó a quien pudiera acreditarlo la estricta legítima. En este caso el único legitimario es mi suegro. La pregunta es si, según el código de sucesiones catalán, mi suegro puede renunciar a la legítima a favor de una parte de los herederos, no a todos. ¿Han de pagarse más impuestos de sucesión por este hecho?

La aceptación o renuncia a la herencia son incompatibles y sus consecuencias jurídicas y fiscales, diferentes. Si su suegro renuncia o repudia sin más a la herencia, su parte acrecerá a la herencia y se repartirá entre los herederos, conforme al testamento, siendo estos últimos los que tendrían que hacer frente al impuesto de sucesiones según lo recibido. Si renuncia a favor de algunos herederos determinados, entonces es como si aceptase la herencia y luego la dispusiera a favor de una persona determinada, de manera que se devengaría un impuesto por lo que a su suegro correspondiera y otro (por sucesiones o transmisiones, según que la cesión sea gratuita o con precio), que gravaría a los beneficiarios de la cesión (aparte de lo que tuvieran que pagar como herederos).

Share this page:
  • Share in Google
  • Share in Digg
  • Share in Facebook
  • Share in Technorati
  • Share in Twitter
  • Share in LinkedIn
Subscribe to our RSS canals