El Notariado informa

Ir al listado

Editada por el Notariado

Las 100 preguntas más frecuentes a un notario

Para dar a conocer las funciones y servicios de los notarios, así como la asesoría imparcial que pueden ofrecer a los ciudadanos antes de contratar sus servicios, el Consejo General del Notariado ha editado "Las 100 preguntas más frecuentes a un notario", una guía divulgativa que da respuesta a las dudas más comunes que surgen a la hora hacer testamento, constituir una empresa, comprar o vender un inmueble, pedir un préstamo hipotecario, cambiar el régimen matrimonial, hacer una donación u otorgar un poder, entre otros actos o acuerdos entre particulares.

Portada de la publicación Portada de la publicación.
  • Una guía con las respuestas a las dudas más comunes planteadas a los notarios españoles
  • El Consejo General del Notariado abre el perfil en Twitter @notarios_es donde se irá informando del contenido de esta guía, entre otras cuestiones

 

La publicación está elaborada con preguntas reales formuladas por usuarios españoles a notarios sobre situaciones y dudas que pueden ser comunes a cualquier ciudadano. Las cuestiones que recoge la guía giran en torno a aspectos generales, como el derecho que todos los ciudadanos tienen a elegir libremente a su notario, y sobre cuestiones más concretas. La publicación consta de seis secciones: relaciones personales y familiares, en la que se explica qué son las capitulaciones matrimoniales, cómo proceder en un separación con hijos menores, cómo se puede repartir la propiedad de una vivienda cuando se pone fin a una relación, etc.; testamentos y herencias, analizando cómo resolver diferentes problemas generados por una herencia, cuándo hacer testamento, etc.; viviendas e inmuebles, en la que se da respuesta a lo relativo a la compraventa, el registro de la escritura pública, los posibles usos de las viviendas, divisiones de terrenos rústicos, normativas de las comunidades de vecinos, etc.; préstamos e hipotecas, dónde se recogen preguntas sobre que es una oferta vinculante, cuando es posible subrogarse a un préstamo, cambios de titularidad, etc.; y empresas y sociedades, como lo relativo a creaciones y disoluciones, regímenes fiscales, aportaciones al capital social, transmisiones, etc.; y un último capítulo para varios y costes notariales.

Además, con el objetivo de seguir acercando la figura del notario a los ciudadanos, el Consejo General del Notariado ha abierto hoy el perfil en Twitter @notarios_es donde se irá informando con detalle del contenido de esta guía, entre otras cuestiones.

Tranquilidad con las decisiones tomadas

El notario es un funcionario público del Estado que garantiza a los ciudadanos la seguridad jurídica preventiva que necesitan en sus relaciones del ámbito familiar, personal, contractual o empresarial, asegurándose de que los actos y negocios que realizan se llevan a cabo dentro de los márgenes que permite la Ley. Además, los notarios cumplen otra función menos conocida, aunque también muy importante: ofrecen asesoramiento imparcial y consejo a las diferentes partes de una negociación o un contrato antes de la firma de la escritura pública, especialmente a la más débil y necesitada de protección. Por eso es conveniente acudir al notario desde las primeras fases de la negociación de cualquier acto o contrato que deba luego recogerse en escritura pública. El notario estudiará el caso y leasesorará e informará de forma gratuita sobre las diferentes alternativas que tiene para llevar a cabo su voluntad dentro del marco que permite la ley. Los ciudadanos tienen la tranquilidad de saber que todas las operaciones que se realizan ante notario se ajustan a la más estricta legalidad.

Además, la intervención del notario previene litigios al garantizar que todo lo que se acuerda se ajusta a la ley y que las partes son quienes son y han sido informadas del contenido y del alcance de su acuerdo, lo que puede evitar enfrentamientos legales que supondrían un mayor coste. Para el Estado, el notario también cumple un importante papel en la prevención de delitos como el blanqueo de capitales y el fraude fiscal .

Todos los notarios están obligados a entregar al usuario de sus servicios una factura detallada con los costes de los mismos.  Cualquier persona que tenga dudas al respecto puede solicitar al colegio notarial de la comunidad autónoma donde ejerza el notario  una revisión de la factura.

Siempre cerca

Hay aproximadamente 3.000 notarios repartidos por todo el territorio español -incluso en las localidades más pequeñas-, de tal forma que todos los ciudadanos puedan tener acceso a los servicios notariales. Por otro lado, el asesoramiento imparcial y la libertad de elección del notario hacen posible que los ciudadanos con menor nivel adquisitivo y sin experiencia en temas legales accedan a un servicio de las mismas características y garantías que el resto.

Ver publicación

Voces relacionadas

Comparte esta página:
  • Compartir en Google
  • Compartir en Digg
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Technorati
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en LinkedIn
Suscríbete a nuestros canales RSS
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer sus servicios al usuario. Al continuar utilizando este servicio, el usuario acepta el uso de nuestras cookies. Aceptar | Ampliar esta información