Búsqueda

Atrás

Ventajas de la donación frente al testamento

Son numerosos los motivos por los que donar se puede convertir en una buena opción. En primer lugar, evita discusiones al repartir las herencias, que siguen siendo los documentos notariales más “delicados” y que plantean más problemas hasta su firma. En segundo lugar, realizar una donación permite, por ejemplo, que muchos padres que vienen a la notaría puedan ayudar a sus hijos cuando están en dificultades económicas y, a la vez, asegurarse del acto de recepción de lo donado. Por otro lado, la donación permite hacer más variaciones; por ejemplo, los donantes pueden imponer determinadas condiciones a cambio de hacer este acto, como establecer cómo y quién quieren que les cuide de ser necesario y reservarse algún derecho sobre la vivienda donada (normalmente el usufructo). Otra de las ventajas de la donación consiste en que este tipo de actos son revocables por las causas previstas taxativamente en nuestro Código Civil, como dejar de cumplir aquellas condiciones acordadas, o la ingratitud del donatario. Por último, respecto a la fiscalidad aplicable a las donaciones, se conoce en el momento de realizarlas; sin embargo, si esperamos a la herencia, no sabemos cuál será la tributación en el momento del fallecimiento.