Pregunta al notario

Pregunta al notario

Búsqueda  
El artículo 28 de la Ley Hipotecaria lo que hacía era que en el caso de que se produjese la muerte de alguien que no tenía herederos forzosos y dejase, por ejemplo, un inmueble en herencia a sus hermanos o sobrinos, sucedía que, si estos decidían vender esa casa, se inscribía en el Registro de la Propiedad una anotación que indicaba que estaba sujeta a la cláusula del artículo 28. Una cláusula que advertía que si en el plazo de dos años aparecía un heredero de mejor derecho podría reclamar esa propiedad. Ese heredero de mejor derecho podría ser un hijo que nadie sabía que existía o un heredero nombrado en un testamento manuscrito que hasta entonces no había aparecido. Eran unos casos excepcionales, pero esta cláusula producía una distorsión en el tráfico inmobiliario. Tras la entrada en vigor de esta nueva ley las herencias de toda persona que fallezca quedan libres de esta disposición; los herederos podrían venderla o hipotecarla sin el problema citado porque esta mención preventiva del artículo 28 ha desaparecido.
Hoy vamos a responder a una pregunta relacionada con la compraventa de viviendas: ¿es obligatoria la escritura en estos casos? Antes de resolver esta cuestión, es necesario recordar que la escritura es un documento público otorgado ante notario que ofrece la máxima seguridad jurídica en nuestro Derecho. Por ello, en este caso concreto, aunque la escritura no sea obligatoria para una compraventa, sí es aconsejable. Realizar un contrato privado no te da la seguridad jurídica que te otorga una escritura pública ante notario. Además del asesoramiento imparcial que recibirás del notario, la escritura te garantiza que tu acuerdo es legal, inamovible y seguro al cien por cien. La actuación de los notarios, como funcionarios públicos, dota a la operación de un plus de información y da mayor seguridad jurídica a los contratantes. También es prueba fehaciente de que ambas partes están de acuerdo en la compraventa de la vivienda y que expresan su voluntad de cumplir con lo que firman. Además, la escritura es obligatoria para conseguir que la nueva titularidad acceda al registro de la propiedad y, en caso de incumplimiento contractual, solo la escritura (no el documento privado) tiene efecto ejecutivo, es decir, evita tener que pasar por un procedimiento judicial declarativo. Igualmente, la escritura lleva aparejado efecto traditorio, es decir, que su otorgamiento equivale a la entrega de la cosa vendida.
En la pregunta de esta semana vamos a responder a una cuestión que ha cobrado especial relevancia tras la reciente publicación de la Ley 17/2021, de 15 de diciembre, que ha cambiado el régimen jurídico de los animales, al ser considerados “seres sintientes”. Ante esta nueva situación, ¿podría ser una mascota beneficiaria en un testamento? Pues bien, la respuesta sigue siendo que no. Lo que sí puede hacer el dueño es dejar recogido en su testamento quién quiere que se ocupe de su mascota cuando fallezca. Si la persona designada no quisiera hacerse cargo, el animal de compañía se entregaría a los herederos o legatarios que lo reclamasen. En caso de que ninguno de los sucesores quisiera ocuparse del animal de compañía, el órgano administrativo competente podría cedérselo a un tercero para su cuidado y protección.
Últimamente la gente pregunta en las notarías en qué consiste la hipoteca inversa. Lo explicamos. Si contratas una hipoteca inversa con una entidad financiera ésta te dará una determinada cantidad de dinero a cambio de que pongas tu vivienda como garantía hipotecaria; pero seguirás siendo el dueño o titular. Puedes elegir recibir esta cantidad en un importe único o en forma de renta. Podrás continuar disfrutando de tu casa mientras vivas y también podrás cancelar la hipoteca inversa cuando desees. Cuando fallezcas, tus herederos tendrán la opción de satisfacer lo que se debe al banco para cancelar la hipoteca o bien de dejar que la hipoteca sea ejecutada. Como en la contratación de cualquier préstamo hipotecario, el notario que el ciudadano elija comprobará que la entidad financiera le ha entregado toda la documentación precisa. Además, el ciudadano tendrá un plazo de diez días naturales para reunirse en solitario con él para que le explique todas las cláusulas contenidas en el contrato del préstamo, y para que atienda sus dudas. Todo ello quedará recogido en un acta notarial precontractual, tras la cual ya podrá fijarse la fecha para autorización y firma de la escritura pública del préstamo o “hipoteca inversa”.
En la pregunta de esta semana vamos a responder a una duda que surge de manera recurrente en la actualidad con la digitalización cada vez más presente en todos los ámbitos: ¿Qué gestiones se pueden hacer con el notario de forma virtual? Pues bien, gracias al Portal Notarial del Ciudadano, la herramienta a través de la que ciudadanos y empresas acceden a la sede electrónica notarial para beneficiarse de diversas gestiones y servicios notariales, cualquier persona puede localizar y contactar con un notario vía online. Además, pueden solicitar copias simples electrónicas de sus documentos notariales y mantenerlas archivadas, de forma segura y solo para su consulta, todo el tiempo que quieran. A estas dos gestiones se une la posibilidad de: -Designar al notario que queremos que autorice la escritura pública de nuestro préstamo hipotecario. -Iniciar la tramitación de un testamento. -Realizar los trámites necesarios para la creación de una sociedad. -Y recibir asesoramiento notarial por videoconferencia.
En el capítulo de hoy vamos a responder a una pregunta muy concreta: Le he otorgado un poder a mi madre para que pueda actuar en mi nombre en determinados actos jurídicos y quisiera saber si los poderes españoles tienen reconocimiento internacional. Los poderes notariales españoles tienen reconocimiento internacional si se complementan con un requisito administrativo que se denomina “legalización” o apostilla. Una apostilla es una anotación sobre el documento público que certifica la autenticidad de los documentos públicos expedidos en otro país. En concreto, la denominada Apostilla de La Haya permite que se reconozca la eficacia jurídica de un poder entre países firmantes del Convenio de La Haya, que en la actualidad son prácticamente todos los del mundo.
En la pregunta de esta semana vamos a responder a una duda sobre un tema que algunos ciudadanos aún desconocen: He oído que desde hace unos años es posible casarse ante notario. ¿Cómo es el procedimiento? Sí, desde finales de julio de 2015 es posible casarse ante notario. Al igual que en todos los matrimonios civiles, el notario lee ante la pareja los artículos 66, 67 y 68 del Código Civil.  Tras darse el “sí quiero”, el notario los declara unidos en matrimonio, y se procede a la firma de la escritura pública de matrimonio en presencia de dos testigos. Posteriormente, el notario remite una copia al Registro Civil. En cuanto al acto en sí: los notarios solemos oficiar las bodas en nuestras notarías y en horario laborable. Excepcionalmente y en ocasiones con previa autorización del Colegio Notarial se puede oficiar la boda fuera de la notaría.
En la pregunta de esta semana queremos responder a la siguiente cuestión: ¿qué se tiene que hacer para poner un piso a nombre de un hijo? Para ello, existen distintas posibilidades. Eso sí, hay que tener en cuenta que en todos los casos habrá que pagar impuestos. Una opción sería que el progenitor donase el piso a su hijo. En ese caso, el donatario deberá pagar el impuesto de donaciones. En este sentido es importante señalar que las comunidades autónomas pueden reducirlo o bonificarlo, lo que suele determinar que una donación por el mismo importe tribute de manera distinta de una comunidad a otra. Además, si se dona un inmueble urbano habrá que pagar también el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, conocido popularmente como la plusvalía municipal. Por último, la donación también podría repercutir en el IRPF del donante, si, de haberse vendido, se hubiera producido una ganancia o incremento patrimonial, regulada en la normativa de IRPF. La segunda posibilidad es que el progenitor venda el piso a su hijo. En este caso el hijo y comprador debe pagar el impuesto de Transmisiones Patrimoniales Onerosas y el progenitor y, a la vez vendedor, afrontar la plusvalía municipal y el incremento de patrimonio (si lo hubiera).
Una duda que puede surgir cuando fallece alguien cercano que tiene animales de compañía es: ¿qué pasa con el animal cuando su dueño ha fallecido? Desde principios de diciembre de 2021, con la Ley del 15 de diciembre, de modificación del Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil, sobre el régimen jurídico de los animales, estos han dejado de ser considerados como bienes muebles. A partir de ahora, se consideran “seres sintientes” y, como tal, tienen un tratamiento legal diferente al de cualquier objeto inanimado. Eso sí, cabe señalar que pese al reciente cambio normativo las mascotas no pueden ser herederas. Lo que sí puede hacer el dueño es dejar recogido en su testamento y ante notario quién quiere que se ocupe de ella cuando fallezca. De no ser así, el animal de compañía se entregaría a los herederos o legatarios que lo reclamasen. En caso de que ninguno de los sucesores quisiera hacerse cargo del animal de compañía, el órgano administrativo competente podría cedérselo a un tercero para su cuidado y protección. Si, por otro lado, más de un heredero reclamase al animal de compañía y no hubiera acuerdo unánime sobre quién se lo quedaría, la autoridad judicial decidiría su destino teniendo en cuenta el bienestar del animal.
Pues bien, si eso ocurriera, no se perdería la herencia, ni heredaría el Estado como popularmente se cree. Los familiares directos deberían elegir a un notario, quien les confirmaría si son o no herederos del fallecido, en virtud de la ley que correspondiera aplicar, y en qué proporción debería repartirse la herencia. Este servicio notarial se conoce como la declaración de herederos abintestato. Podrían elegir a un notario del lugar en que tuviera el fallecido su residencia habitual, o de donde tuviera la mayor parte de su patrimonio, o de dónde hubiera fallecido, o de un distrito colindante a todos estos. En la página www.notariado.org hay un localizador de notarios por ciudades, provincias y códigos postales.
Pues bien, las comunidades autónomas tienen competencia sobre el Impuesto de Donaciones, lo que les permite reducirlo o bonificarlo, lo que suele determinar que una donación por el mismo importe tribute de manera distinta de una comunidad a otra. En términos generales, y, en primer lugar, hay que tener en cuenta que este impuesto lo tiene que pagar la persona que recibe la donación. Además, la cantidad a pagar varía en función del valor del bien donado, del parentesco entre el donante y el donatario y, en algunas comunidades, del propio patrimonio del donatario (es decir, de quien recibe la donación). En segundo lugar, si se dona un inmueble urbano, habrá que pagar también el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, conocido popularmente como la plusvalía municipal. Al ser un impuesto municipal, los ayuntamientos tienen la posibilidad de establecer regulaciones distintas. Por último, la donación también podría repercutir en el IRPF del donante, si, de haberse vendido, se hubiera producido una ganancia o incremento patrimonial, regulada en la normativa de IRPF.
Desde el pasado 30 de abril, los notarios podemos autorizar los expedientes previos a la celebración del matrimonio, que hasta esa fecha solo podían hacerse ante el Registro Civil. Las parejas que deseen tramitar este expediente ante notario deben realizar la solicitud a través del colegio notarial correspondiente al domicilio de cualquiera de los dos miembros de la pareja. Podrán hacerlo de manera presencial en dicho colegio o por vía online. ¿En qué consiste la solicitud? Para formularla hay que entregar la copia de los documentos de identidad o pasaportes y un certificado de empadronamiento. Tras realizar la petición, el colegio notarial designará por turno al notario que ha de tramitar el expediente y se lo comunicará a los futuros contrayentes. A partir de ese momento podrán ponerse en contacto con el notario asignado, el cual les dará cita para tramitar su expediente. Algunos ciudadanos que tienen previsto casarse nos preguntan de cuánto tiempo disponen para contraer matrimonio una vez obtenido el expediente matrimonial. Lo primero que necesitan saber es que el expediente puede hacerse en el registro civil o ante notario y que puede resultar positivo –en cuyo caso no tendrán obstáculo para casarse- o negativo –en cuyo caso no podrán casarse hasta que aclaren o subsanen lo necesario-. Si es positivo tendrán un año de plazo para casarse; seis meses en el caso de que el matrimonio sea canónico. De todo ello les informarán o en el registro civil o en la notaría, según donde hayan decidido realizar este trámite.
Hoy vamos a responder a una pregunta concreta y habitual: “El año pasado concedí un poder a un amigo y quiero saber si puedo revocarlo y cómo debo hacerlo”. Sí, puedes revocarlo. El poder es un documento público autorizado por un notario que permite a una persona, física o jurídica (en este caso a ti como poderdante) designar a otra como su representante, de modo que esa persona de confianza pueda actuar en tu nombre en determinados actos jurídicos. Podrás anular o revocar este poder en cualquier momento y ante cualquiera de los casi 3.000 notarios que hay repartidos por todo el país. El notario, a tu solicitud, podrá notificar a tu amigo, como apoderado, tu decisión de revocar el poder y requerirle que devuelva el documento. Si te decides a hacerlo, elige a un notario cercano a tu vivienda y pídele una cita. En la web www.notariado.org tienes un localizador.

Elige a tu notario

Introduce los datos para encontrar un notario:

Rellene al menos uno de los campos

¿Buscas una escritura?

Introduce el nombre y apellidos del notario que figura en la escritura que quieres localizar:

Rellene todos los campos

Publicador de contenidos

03/09/2021

Entra en vigor la ley de apoyo a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica

10/03/2021

Efectos de la pandemia en 2020

24/01/2013

El notario y sus servicios

03/07/2012

El Notariado abre hoy en internet un Centro de Información Estadística

25/10/2010

La cúpula de Justicia se reúne con el Pleno del Consejo