Pregunta al notario

Pregunta al notario

Búsqueda  
Hoy queremos responder a la siguiente cuestión: ¿qué es una renta vitalicia? La renta vitalicia es un contrato utilizado desde antiguo, definido en nuestro Código Civil y formalizado en escritura pública ante notario. Permite que una persona ceda a otra u otras la propiedad de uno o varios de sus bienes (pueden ser muebles, joyas, obras de arte, etc. o inmuebles, pisos, fincas, etc.) a cambio de una cantidad de dinero o pensión hasta su fallecimiento. Su finalidad es la de proporcionar al beneficiario una renta a partir de un momento determinado de su vida, normalmente la jubilación, para completar la pensión pública y no perder el poder adquisitivo del que disfrutaba durante su vida laboral. A cambio de la cesión inicial queda asegurada una renta determinada. La entidad financiera con la que se realizan estos contratos suele ser una empresa aseguradora (dentro del ramo vida-ahorro).
En el episodio de hoy respondemos a un caso muy frecuente que nos puede pasar a todos: sé que he firmado un documento, pero no recuerdo cuál fue ni ante qué notario. ¿Cómo puedo averiguarlo? Para resolver esta situación existen dos opciones. Por un lado, el ciudadano puede acudir al despacho de cualquier notario y solicitar que se haga la consulta. El notario accederá a la plataforma notarial SIGNO, donde hay una herramienta muy útil: el llamado “informe de actividad”, que permite al notario introducir el DNI de la persona en cuestión y visualizar un listado de todo lo que ha firmado en cualquier lugar de España. Otra posibilidad es que el ciudadano acceda al Portal Notarial del Ciudadano, la sede electrónica notarial a la que tienen acceso ciudadanos y empresas. A través de esta plataforma el usuario podrá saber qué notarios tienen los originales de sus escrituras y pedirles que les “suban” las copias electrónicas a la plataforma, de forma que siempre las tengan a mano en un espacio privado y seguro. 
En la pregunta de esta semana vamos a explicar qué es un testamento vital. El documento de voluntades anticipadas o instrucciones previas, más conocido como testamento vital, es un documento en el que una persona mayor de edad y con capacidad suficiente manifiesta qué asistencia médica desea o no recibir en caso de que llegue a encontrarse en una situación en la que no pueda expresar su voluntad. Entre las instrucciones más frecuentes que se recogen en este documento figuran: - Los tratamientos médicos que se desea o no recibir. En este apartado es frecuente que los interesados manifiesten su rechazo a todos los mecanismos que puedan mantenerles con vida de modo artificial, siempre que el equipo médico considere irreversible la situación. - La designación de uno o varios representantes que ejerzan como interlocutores con el equipo sanitario. - O la decisión de si se desea donar órganos con finalidad terapéutica, docente o de investigación. En caso afirmativo, no se requerirá autorización familiar para la extracción o la utilización de los órganos donados.
En el episodio de hoy vamos a abordar el siguiente caso: unos padres que quieren hacer testamento, ¿pueden elegir un tutor para sus hijos en caso de que ambos fallezcan o queden incapacitados? Sí. Según el artículo 201 de la Ley por la que se reforma la legislación civil y procesal para el apoyo a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica, “los progenitores podrán en testamento o documento público notarial designar tutor” para sus hijos menores. Esto es un mecanismo muy sencillo, ya que consiste simplemente en añadir una cláusula específica en el testamento que contenga tal designación. Es importante recalcar que, si no se hace la designación en el testamento o documento público notarial, el nombramiento del tutor lo hará un juez, que llamará a la familia y entrevistará a los abuelos, tíos, etc., para así nombrar como tutora a la persona que considere más adecuada.
En la pregunta de esta semana explicamos qué son las capitulaciones matrimoniales. Pues bien, son el contrato por el que se fijan las normas que regulan el régimen económico del matrimonio. Una escritura pública en la que, además, se pueden incluir otros aspectos como normas de convivencia o pactos en previsión de la ruptura del matrimonio, siempre que no sean discriminatorios ni atenten contra la igualdad u otros derechos de los cónyuges o contra las leyes o el orden público. Aunque en cada comunidad autónoma rige por defecto (es decir, a falta de capitulaciones) un determinado régimen económico del matrimonio, ya sea el de bienes gananciales o el de separación de bienes u otro, los cónyuges pueden hacer capitulaciones para cambiarlo. Las capitulaciones matrimoniales pueden ser prenupciales o postnupciales. No existe límite en el número de veces que se puede cambiar el régimen económico del matrimonio, pero siempre hay que realizar una escritura pública de capitulaciones matrimoniales ante notario para modificar el anterior.
En la pregunta de esta semana vamos a explicar en qué consisten los poderes preventivos y qué permiten. Un poder preventivo es un documento público autorizado por un notario que permite a una persona designar a otra u otras conforme a su voluntad para que actúen representando sus intereses, en caso de que llegase a estar en una situación en la que no pudiera decidir por sí misma. De este modo, se evitaría el proceso judicial de provisión de apoyos. El poder permite otorgar las facultades que desee, ampliar o reducir los ámbitos de actuación, así como decidir si esas facultades podrán ejercerse por una sola persona o por varias, que actúen por separado o conjuntamente, o incluso sucesivamente. En los distintos momentos de uso, el apoderado deberá presentar la copia autorizada de la escritura de poder, con la firma original del notario. Solo podrá actuar con este requisito.
En la pregunta de esta semana vamos a responder a la siguiente cuestión: ¿Qué es la autocuratela? Es la designación de un curador para uno mismo. Es un derecho y una medida de autoprotección recogida en la reforma del Código Civil para el apoyo a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica. En términos jurídicos, se define como una figura legal que permite que una persona en previsión de la concurrencia de circunstancias que puedan dificultarle el ejercicio de su capacidad, deje por escrito cómo desea que se organicen y administren los asuntos relativos a su persona y bienes, incluida la designación de curador. El curador será preferentemente asistencial, es decir, ayudará en la toma de decisiones y solo en los casos en que haya una imposibilidad de hecho para manifestar y conformar voluntad, será curador representativo. En todo caso, el curador siempre deberá actuar conforme a la historia de vida y preferencias del sujeto a curatela.
Algunos ciudadanos cuando van a comprar una vivienda de protección oficial desconocen qué deben tener en cuenta, hoy hablamos sobre ello. La compraventa de una vivienda de protección oficial ha de recogerse en escritura pública, especialmente si se pide un préstamo hipotecario. Y hay diferencias con respecto a la compra de otro tipo de inmuebles que el ciudadano debería saber. Para ello, el notario, como funcionario público y experto en Derecho, resolverá sus dudas y le explicará las limitaciones, prohibiciones y condiciones de utilización, con las correspondientes advertencias que existen, incluyendo las de carácter fiscal. La característica más notoria es que el comprador tiene que destinar esta vivienda a domicilio habitual y permanente. También hay requisitos que varían según la comunidad autónoma. Por ejemplo, tendrá que estar empadronado en la comunidad autónoma donde se ubique, y no podrá traspasar el inmueble durante un plazo marcado por la ley, que se sitúa alrededor de los diez años. Las viviendas de protección oficial gozan de beneficios fiscales que no tienen las viviendas libres, siempre que se cumplan los requisitos exigidos por la legislación especial que resulte de aplicación. También existe un precio máximo de venta para las viviendas protegidas, regulado en la legislación autonómica. Para elegir al notario con quien desees formalizar la escritura pública tienes un localizador en nuestra página web.
Hoy vamos a responder a una cuestión práctica y que seguro será de gran utilidad: ¿se puede tener una videoconferencia con el notario? Sí, se puede. Y es más fácil de lo que se podría pensar, ya que, desde 2021, los notarios contamos con el Portal Notarial del Ciudadano, que permite, entre otras cosas, facilitar la comunicación digital entre los notarios y todos los que demandáis sus servicios. Las personas registradas y certificadas en este Portal, requisitos ambos necesarios para su seguridad, pueden elegir al notario que prefieran e iniciar con él diversos servicios. Los notarios podrán ofrecerles mantener una videoconferencia en este espacio privado y seguro, donde le informarán o asesorarán con más detalle. La razón de que se deba realizar a través del Portal Notarial y no mediante cualquier otro de los muchos servicios de videollamada que existen radica en que la videoconferencia debe tener lugar en un entorno adecuado, por un cauce seguro, que garantice la confidencialidad en las comunicaciones.
Uno de los documentos más frecuentes que se otorgan en las notarías son los poderes notariales, en virtud de los cuales se confiere a una persona facultades para actuar en nombre y representación de otra. Esta semana vamos a responder a una cuestión sobre este tema: ¿se puede revocar un poder notarial? Pues bien, sí se puede revocar un poder notarial. El poder es un documento público autorizado por un notario que permite a una persona, física o jurídica, designar a otra como su representante, de modo que esa persona de confianza pueda actuar en su nombre en determinados actos jurídicos. Ese poder se podrá anular o revocar en cualquier momento, siempre ante notario, mediante el otorgamiento de una escritura de revocación de poder. Tras esto, el notario comunicará la revocación al apoderado y le pedirá la devolución de la copia autorizada del poder. La revocación puede hacerse ante el mismo notario que hizo el poder o ante otro notario distinto, quien, en este caso, notificará la revocación al primer notario a fin de que extienda nota en la escritura original de que el poder ha quedado sin efecto por la revocación y evitar así que entregue una nueva copia al apoderado, si éste la pidiera, para seguir utilizando el poder.
La pregunta de hoy es: Tengo archivos de valor, como el principio de una novela, guardados en una nube digital, ¿puedo dejarlos en herencia? Sí, la Ley de Propiedad Intelectual establece que los derechos de explotación de una obra literaria, como sería este caso, se transmiten por causa de muerte por cualquiera de los medios admitidos en Derecho. Por lo tanto, el autor puede legar en su testamento notarial dichos documentos y archivos a una determinada persona. De no hacer esta designación, pasarán a sus herederos (los que figuren en el testamento, o los herederos intestados determinados por la Ley, si fallece sin otorgar testamento). En cualquier caso, al estar depositada la obra en una “nube digital”, sería interesante que el autor designara en su testamento un “albacea digital”, encargado de gestionar dicho alojamiento digital y cumplir fielmente las instrucciones del testador sobre el contenido almacenado, conservándolo y entregándolo, en su caso, a los herederos o destinatarios.
El artículo 28 de la Ley Hipotecaria lo que hacía era que en el caso de que se produjese la muerte de alguien que no tenía herederos forzosos y dejase, por ejemplo, un inmueble en herencia a sus hermanos o sobrinos, sucedía que, si estos decidían vender esa casa, se inscribía en el Registro de la Propiedad una anotación que indicaba que estaba sujeta a la cláusula del artículo 28. Una cláusula que advertía que si en el plazo de dos años aparecía un heredero de mejor derecho podría reclamar esa propiedad. Ese heredero de mejor derecho podría ser un hijo que nadie sabía que existía o un heredero nombrado en un testamento manuscrito que hasta entonces no había aparecido. Eran unos casos excepcionales, pero esta cláusula producía una distorsión en el tráfico inmobiliario. Tras la entrada en vigor de esta nueva ley las herencias de toda persona que fallezca quedan libres de esta disposición; los herederos podrían venderla o hipotecarla sin el problema citado porque esta mención preventiva del artículo 28 ha desaparecido.
Hoy vamos a responder a una pregunta relacionada con la compraventa de viviendas: ¿es obligatoria la escritura en estos casos? Antes de resolver esta cuestión, es necesario recordar que la escritura es un documento público otorgado ante notario que ofrece la máxima seguridad jurídica en nuestro Derecho. Por ello, en este caso concreto, aunque la escritura no sea obligatoria para una compraventa, sí es aconsejable. Realizar un contrato privado no te da la seguridad jurídica que te otorga una escritura pública ante notario. Además del asesoramiento imparcial que recibirás del notario, la escritura te garantiza que tu acuerdo es legal, inamovible y seguro al cien por cien. La actuación de los notarios, como funcionarios públicos, dota a la operación de un plus de información y da mayor seguridad jurídica a los contratantes. También es prueba fehaciente de que ambas partes están de acuerdo en la compraventa de la vivienda y que expresan su voluntad de cumplir con lo que firman. Además, la escritura es obligatoria para conseguir que la nueva titularidad acceda al registro de la propiedad y, en caso de incumplimiento contractual, solo la escritura (no el documento privado) tiene efecto ejecutivo, es decir, evita tener que pasar por un procedimiento judicial declarativo. Igualmente, la escritura lleva aparejado efecto traditorio, es decir, que su otorgamiento equivale a la entrega de la cosa vendida.

Elige a tu notario

Introduce los datos para encontrar un notario:

Rellene al menos uno de los campos

¿Buscas una escritura?

Introduce el nombre y apellidos del notario que figura en la escritura que quieres localizar:

Rellene todos los campos

Publicador de contenidos

03/09/2021

Entra en vigor la ley de apoyo a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica

10/03/2021

Efectos de la pandemia en 2020

24/01/2013

El notario y sus servicios

03/07/2012

El Notariado abre hoy en internet un Centro de Información Estadística

25/10/2010

La cúpula de Justicia se reúne con el Pleno del Consejo