ESCRITURA PÚBLICA Nº118

28 | ESCRITURA PÚBLICA | julio-agosto 2019 | EN ESTE PAÍS ron los diez primeros puestos fueron Francia (12ª), Rei- no Unido (19ª), Irlanda (20ª), Portugal (22ª), Alemania (23ª), Dinamarca (25ª), Grecia (26ª) y Bélgica (28ª). Por el contrario, la situación de otras regiones del mundo ha sido desigual. En concreto, en Norteamérica el país más saludable es Canadá (16º), que supera de lar- go a Estados Unidos (35º), lastrado por el elevado núme- ro de fallecimientos registrados por suicidios y sobredo- sis, así como por la pandemia de obesidad que sufre una población con una salud mermada con graves problemas relacionados con la diabetes, el cáncer y las dolencias cardiovasculares dada su dieta basada en grasas satura- das y comida ultraprocesada. El cuadro lo cierra México, que ocupa la posición 53, empeorando dos posiciones con respecto a 2017. No todo es oro. Los expertos en sanidad pública, sin embargo, llevan años alertando del paulatino abandono que se está produciendo en España con relación al segui- miento de la dieta tradicional, sobre todo entre las capas más jóvenes de la población, que muestran cierta fatiga en el seguimiento de la tradición alimentaria, lo que pro- voca que su adherencia a esta dieta esté empezando a dejar de ser mayoritaria. En este sentido, Miguel Ángel Martínez-González, profesor de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra, padre del proyecto Predimed, el mayor estudio realizado hasta la fecha en Europa sobre la dieta mediterránea, y autor del libro: Salud a ciencia cierta. Consejos para una vida sana , considera que la epi- demia de obesidad que sufre España se debe a la globa- lización, con el consiguiente efecto imitación de los hábi- tos poco saludables importados desde EE.UU. Así, este catedrático visitante de la Universidad de Harvard ase- gura que las generaciones actuales tienen poco criterio lo que, unido a unos progenitores excesivamente permi- sivos, ha creado un peligroso escenario donde comida basura e intereses de las multinacionales se han unido para crear un coctel en el que, ahora mismo, el 70% de la población adulta española tiene, al menos, sobrepeso. La prueba irrefutable de que una gran parte de la población española ha olvidado la dieta mediterránea está en la Encuesta Nacional de Salud 2017, elaborada por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social con la colaboración del Instituto Nacional de Estadística, en la que se desvela que el 17% de la población españo- la es obesa. O sea, que cuenta con un índice de masa cor- poral (IMC) igual o superior a 30. Una cifra que escala nada menos que hasta el 46,8% de las mujeres y el 62,5% de los varones si al mismo se suman las personas con sobrepeso, lo que equivale a un IMC de 25 o más. A este ritmo, y según un estudio realizado por el Instituto Hos- pital del Mar de Investigaciones Médicas de Barcelona, en 2030 habrá 27 millones de españoles con sobrepeso. Además, los expertos alertan sobre la problemática que generan las desigualdades que se están produciendo en la calidad de la atención sanitaria en España, cada vez menos enfocada en la prevención y más obsesionada con la reducción de las listas de espera y de otros parámetros demedición de su eficiencia. Y todo ello, en el preocupan- te escenario de descentralización del modelo sanitario actual como consecuencia de las desigualdades provoca- das por las transferencias en estamateria, realizadas en las últimas décadas a las distintas comunidades autónomas. Además de disponer de un buen sistema de salud y de seguir una dieta saludable, desde la Sociedad Española de Salud Pública (Sespas) apuntan que es necesario también que las instituciones públicas cumplan con su labor y desarrollen políticas efectivas de prevención para reducir la mortalidad relacionada, por ejemplo, con el tráfico rodado, el tabaquismo o el consumo de alcohol. l Más sanos, más años E N paralelo a este ascenso a los cielos en materia de salud destacado por Bloomberg, la población española parece caminar con paso decidido a liderar, también, otro parámetro que va de la mano del ante- rior: la esperanza de vida de su población. En estos momentos España ocupa ya la primera posición entre todos los países de la Unión Europea con una media de 82,9 años y, según los datos que maneja el Institu- to para la Métrica y la Evaluación de la Salud (IHME) de la Universidad de Washington (EE.UU. ) publicados en la prestigiosa revista The Lancet , nuestro país alcanzará en apenas veinte años, en 2040, la mayor del mundo con una media de 85,8 años, por delante de Japón y Suiza, actuales líderes mundiales, según estadísticas de la OCDE. Para lograrlo, los médicos especialistas en nutrición indi- can que es fundamental incidir en la necesidad de fomentar un estilo de vida saludable, que complemente a una dieta sana con la realización habitual de ejercicio físico, así como la necesidad de evitar el tabaco y el alcohol, entre otras sustancias. En 2040 España tendrá la mayor esperanza de vida del mundo con 85,8 años de media.

RkJQdWJsaXNoZXIy NTEwODM=